Electronica basica
Watt vapor

Watt vapor

Watt y el primer motor de vapor

Siguiendo con nuestro artículo sobre la energía de vapor, veremos un momento muy importante en el desarrollo de este método de generar energía. Como se ha comentado en el anterior artículo, aunque el nuevo motor pensado para las minas ciertamente utilizaba tecnología de vapor, el motor de vapor normalmente se acredita a al trabajo de un hombre, y es James Watt. Formado como un creador de herramientas en Londres, encontró trabajo en Escocia, en la universidad de Glasgow. Básicamente su trabajo era reparar motores y dispositivos que tenía la universidad. Esto llevó a Watt a indagar en la tecnología aplicada al vapor. Pronto descubrió un diseño de flujo muy básico: Tiempo, vapor y combustible se malgastaban al ocurrir el calentamiento y el enfriado dentro del cilindro del pistón.

Watt resolvió el problema creando un condensador separado. Añadió una cámara separada desde el cilindro (el cual también insufló), donde el vapor sería enfriado para crear el vacío necesario. Esta separación permitió que el cilindro de pistón permaneciera a la misma temperatura que el vapor entrante sin malgastar energía calentando el agua en el interior. De forma adicional, el condensador separado podría mantenerse a una temperatura más bajo y a la refrigeración requerida. Algún tiempo después, Watt pudo crear un motor más eficiente con el consumo usando el condensador separado, con la ayuda de Matthew Boulton. Ambos intentaron encontrar nuevos usos para su motor, lo cual llevó a otras dos invenciones: el motor de doble acción y el controlador.

El controlador flyball creo un método automatizado de abrir y cerrar válvulas de vapor en un pistón. Básicamente conseguía un movimiento en el motor de vapor en dos sentidos, provocando un movimiento recíproco, creando un movimiento circular que podía mover una rueda. El motor de doble acción ayudó a que el motor de vapor fuera más eficiente al recolectar la potencia de vapor sobrante para empujar los pistones. Todos estos inventos ayudaron a dar paso a la revolución industrial – empezando con la industria textil. Un ejemplo es la lana, la cual había sido siempre procesada a mano y más tarde con molinos de agua. Sin embargo, un número de inventos pronto vio a fábricas potencias por vapor.

Las máquina de Watt tuvieron un increíble éxito, pero otros inventores estaban ya en marcha para poder mejorar la tecnología. Aun así, las patentes que tenía sobre sus máquinas eran muy estrictas y tenía prácticamente el monopolio de estas invenciones. Richard Trevithick fue uno de estos inventores que pensaba que podía crear un motor mejorado aumentando la presión de vapor, y esto fue lo que hizo. Su máquina era más barata, ligera y pequeña y fue una evolución a lo que se conocía hasta el momento. Mientras tanto, otros ingenieros ya estaban experimentando con sus propias modificaciones.

En nuestro siguiente artículo, hablaremos de la locomotora a vapor. Lo puedes ver pulsando aquí.

Leer mas artículos relacionados