Electronica basica
Variaciones en la hora

Variaciones en la hora

¿Por qué hay variaciones en la hora?

Siguiendo con nuestro artículo sobre la precisión del reloj que conocemos, veremos el motivo de que haya variaciones en la hora. Al menos en teoría, todos deberíamos estar continuamente sincronizando nuestros relojes, como vemos en las películas donde un grupo de asalto hace antes de una acción. A principios de los años setenta y con la aparición de los relojes de pulsera de cuarzo, llegó la oportunidad de que cualquiera pudiera tener una tecnología para controlar el tiempo que solo tenían científicos y técnicos hasta ese momento. Básicamente, si aplicas electricidad a una pequeña pieza de cuarzo y luego la doblas, el cristal nos dará una señal eléctrica relativamente constante que puede ser usada para operar un simple reloj de pared. En solo unos años, los relojes de cuarzo se habían hecho tan populares, que los relojes mecánicos se habían reducido a un 15 por ciento en el mercado mundial de este tipo de relojes.

Sin embargo, los relojes de cuarzo no son totalmente precisos. Hay que recordar que estamos hablando de dispositivos relativamente baratos que son fabricados de una forma ultra rápida en grandes fábricas – no en un magnífico laboratorio de investigación. Incluso el reloj de cristal de cuarzo más caro en una joyería, todavía está basado en una vibración mecánica cuya frecuencia puede ser afectada por varios factores, incluyendo el tamaño y forma del cristal. Dos cristales de cuarzo no son exactamente igual, lo cual puede llevar a una pequeña discrepancia entre dos relojes construidos en la misma línea de ensamblaje. De forma adicional, los relojes de precisión se pueden ver afectados por factores externos, como puede ser la temperatura y la humedad. Esto puede afectare la estabilidad de los motores que llevan dentro, los cuales generan el campo eléctrico donde están expuestos los cristales.

El resultado de todo esto es que los relojes de cuarzo tienden a ser menos precisos con el paso del tiempo. Algunos estudios estiman que los relojes de cuarzo comunes normalmente pierden entre una décima de segundo y un segundo al día – aunque esto no es demasiado fiable, porque entonces todos los relojes perderían varios minutos en un tiempo relativamente corto. Por supuesto, todo depende del reloj en cuestión. De hecho está demostrado que hay relojes de cuarzo muy baratos que son muy buenos manteniendo la precisión con la que trabajan. Hay algunos, como por ejemplo los “Timex”, que se ha visto que retrasan solo unas cuantas milésimas de segundo por día. Esto hace que pasen años antes de que los dueños puedan notar alguna variación en la hora.

Por lo tanto, si incluso los relojes de cuarzo más baratos pueden ser muy precisos, ¿por qué alguna vez tu reloj ha variado considerablemente la hora en algún momento? El motivo puede ser que lo tienes durante mucho tiempo y al final los factores comentados antes han pasado factura, o podría simplemente que no los habías puesto en hora correctamente. Antes de comprar otro reloj, prueba a ajustarlo de nuevo y ver si se sigue retrasando. Como se ha comentado, aunque tenga un ligero retraso o adelanto, puede ser cosa de meses o años el que se pueda apreciare de nuevo. Sin embargo, si al día siguiente vuelve a estar retrasado, puede que sea hora de comprar ese reloj que tanto nos gusto cuando lo vimos en la tienda.

Leer mas artículos relacionados