Electronica basica
Teléfono móvil GPS y sus funciones

Teléfono móvil GPS

Funcionamiento de un teléfono móvil GPS

Imagínate que estás conduciendo a una entrevista de trabajo y te das cuenta de que te has perdido. Tu primer impulso probablemente sea es llamar a la empresa que te va a entrevistar y preguntar por algunas indicaciones para llegar. Pero si no sabes muy bien donde estás, puede ser algo complicado orientarse, incluso si te empiezan a dar consejos y formas de llegar. Ahora supón que utilizas el teléfono para otro propósito – para saber exactamente donde estás y saber paso por paso como llegar a tu destino. Los nuevos teléfonos que incluyen receptores GPS (Global Positioning System) pueden hacer exactamente eso. Con el software o paquete de servicios indicado, dar información de direcciones o lugares adonde tienes que llegar, es mucho más sencillo y preciso.

Combinación de dos tecnologías

Un teléfono móvil es básicamente una sofisticada radio en dos sentidos. Torres y estaciones base configuradas en una red de celdas, envían y reciben señales de radio. Los teléfonos móviles contienen transmisores de baja potencia que les permiten comunicarse con la torre más cercana.

Según viajas, te vas moviendo de una celda a otra, y la estación base monitoriza la fuerza de tu señal de teléfono. Según te mueves al borde de una de estas celdas, la potencia de la señal disminuye. Al mismo tiempo, la estación base en la siguiente celda a la que te estás acercando nota como la señal va subiendo. Según te mueves de celda a celda, las torres transfieren tu señal de una a otra.

En localizaciones remotas, las torres pueden estar tan distanciadas que no pueden dar una señal consistente. Incluso cuando hay las torres de sobra, las montañas y edificios altos pueden interrumpir las señales. Algunas veces la gente tiene bastantes problemas en conseguir una señal buena dentro de los edificios, especialmente en ascensores.

Incluso sin un receptor GPS, tu teléfono móvil puede proveer información de tu localización. Un ordenador puede determinar donde estás basándose en medidas de tu señal tales como:

  • El ángulo de aproximación a las torres en las celdas.
  • El tiempo que tarda la señal en viajar a múltiples torres.
  • La potencia de tu señal cuando llega a una torre.

Desde que los obstáculos como los árboles y edificios pueden afectar al tiempo que tarda la señal en llegar a una torre, este método suele ser menos preciso que una medida con GPS.

Conceptos básicos del receptor GPS

Como un teléfono móvil, un receptor GPS delega en ondas de radio. Pero en lugar de usar torres que están puestas en el suelo, comunica con satélites que orbitan la tierra. Hay actualmente unos 27 satélites GPS en órbita – 24 en estado activo  y 3 como backup en caso de que alguno falle.

Para determinar tu localización, un receptor GPS debe conocer:

  • La localización de al menos tres satélites por encima de ti.
  • Donde estas en relación con los satélites.

El receptor entonces utiliza la trilateración para determinar tu localización exacta. Básicamente, dibuja una esfera alrededor de cada uno de los tres satélites que puede localizar. Estas tres esferas se interseccionan en  dos puntos – uno en el espacio y otro en el suelo. El punto en el suelo donde las tres esferas se interseccionan es donde estás tú.

Un receptor GPS necesita tener una línea clara al satélite para poder operar, por lo que bosques o centros urbanos puede hacer que tenga problemas en hacer una buena localización.

Los teléfonos GPS

La integración de los teléfonos móviles con la tecnología GPS puede venir en dos modalidades. Por un lado el teléfono puede tener un completo receptor GPS instalado, o también puede conectarse a uno con cables o una conexión bluetooth. Estos teléfonos con GPS habilitados pueden entender lenguajes de programación como por ejemplo Java, y puede servirnos de callejero para llegar exactamente al punto que le digamos. Para utilizar alguna de estas funciones, necesitas:

  • Un teléfono con GPS habilitado o un receptor GPS compatible.
  • Un plan de llamada que soporta la transmisión de mapas y datos GPS.
  • Un plan de servicio o software que provea los mapas más actualizados, direcciones o información de la localización del teléfono.

Los usos más comunes en los teléfonos GPS son:

Guía de orientación – Los teléfonos móviles GPS con pantallas habilitadas, puede funcionar como un GPS tradicional mostrándonos el camino exacto de un sitio a otro en tiempo real, y al mismo tiempo usar el servicio de voz para indicarnos los detalles de nuestra ruta. Se usa una base de datos que contiene mapas, normalmente actualizados de forma continua. No solo proveen direcciones de direcciones en diferentes ciudades o incluso países, sino también rutas de senderismo, montañismo y otras actividades similares.

Localizador – Este quizá sea un uso que no es del agrado de todos. Algunos empresarios usan este tipo de teléfonos para hacer un seguimiento de sus empleados cuando se les da teléfono de empresa. Muchos padres están también beneficiándose  de esta tecnología para saber en todo momento donde se encuentran sus hijos.

Leer mas artículos relacionados

Artículos relacionados

¿Cómo funcionan los navegadores GPS?
En el siguiente artículo hablaremos de los navegadores GPS y como consiguen que sepamos donde estamos en cualquier momento. Aunque la tecnología es compleja, se verá de un modo sencillo y rápido de entender...

¿Cómo se hacen los cálculos GPS?
¿Cómo se realizan los cálculos GPS para dar la información correcta en todo momento? En el siguiente artículo veremos como se hace este proceso y qué elementos utiliza para conseguirlo...

Algunos problemas GPS
En esta última parte del artículo, veremos algunos problemas GPS que surgen de este sistema, y la manera que se ha encontrado para solucionar ciertas impresiciones...