Electronica basica
 
Sistemas OLED

Sistemas OLED

¿Qué tipos y sistemas OLED hay?

Hay varios tipos de televisores OLED donde hay cuatro principales que nos dan una idea de las posibilidades de esta tecnología. Para empezar, tenemos los OLED transparentes, los cuales solo tienen componentes transparente (substrato, cátodo y ánodo) y cuando están apagados, son casi un 90 por ciento de transparente como su substrato. Cuando una pantalla OLED transparente está encendida, permite que la luz pase en ambas direcciones. Puede ser activa o pasiva y esta tecnología puede ser usada para carteles de anuncios entre otras cosas. Otro tipo son los OLED emisores, los cuales tienen un substrato opaco o reflectivo. Tiene un diseño más orientado a un sistema activo. Los fabricantes podrían usar esta tecnología  en pantallas de teléfonos o PDAs. También tenemos los OLED plegables que tienen substratos hechos de láminas metálicas muy flexibles o de plástico. Los OLED plegables son muy ligeros y duran mucho. Su uso en dispositivos, como pueden ser teléfonos móviles, teléfonos inteligentes y PDA, pueden reducir la posibilidad de avería o de que se rompan, una de los mayores motivos de devolución o reparación. Potencialmente, las pantallas de OLED plegables pueden añadirse a materiales y telas para hacer ropa y crear las llamadas ropas "inteligentes". Las posibilidades de esto varían mucho, pero básicamente se podría integrar en la ropa un chip integrado informático, un teléfono móvil, un receptor GPS y una pantalla OLED para controlarlo todo.

Por último, tenemos los OLED blancos que son los más brillantes, más uniformes y más eficientes gestionando la energía utilizada comparado con las luces fluorescentes. Los OLED blancos también tienen las cualidades de color verdadero del las luces incandescentes. Al estar los OLEDs hechos de grandes láminas, puede reemplazar a las luces fluorescentes que se usan actualmente en casas y edificios. Su uso podría potencialmente reducir costes en tema de gasto de energía. El LCD es actualmente la pantalla de elección en pequeños dispositivos y es también muy popular en televisores de gran tamaño. Los LEDs suelen ser el material usado en relojes digitales y otros dispositivos electrónicos. El sistema OLED ofrece muchas más ventajas sobre las dos tecnologías anteriores. Las capas orgánicas de plástico de las pantallas OLED son más delgadas, ligeras y más flexibles que los materiales utilizados en los sistemas LCD y LED. Al ser las capas emisoras de luz de un OLED más ligeros, los substratos pueden ser más flexibles en lugar de rígidos. Los substratos de OLED pueden ser de plástico en lugar de cristal.

Los OLED son más brillantes que los sistemas LED, y al ser las capas orgánicas mucho más delgadas que las utilizadas en los del tipo LED, las capas conductiva y emisora en un OLED puede ser multicapa. Aparte de esto, los LEDs y LCDs requieren cristal, el cual absorbe algo de luz. Los OLEDs no requieren cristal. Por otra parte, los LCD funcionan de una forma selectiva bloqueando áreas de luz adicionales para hacer que se vean las imágenes que puedes ver, mientras que los OLED generan su propia luz. Al no necesitar una luz adicional, consumen mucha menos energía que los LCD. Esto es especialmente importante para dispositivos basados en baterías, como pueden ser los teléfonos móviles.

Los OLED son más fáciles de producir y se pueden construir en tamaños más grandes. Al ser esencialmente de plástico, se pueden hacer en láminas más grandes. Esto es mucho más difícil de hacer en otros tipos de material. Otra ventaja es que tienen mayor campo de visión. Los LCDs, al bloquear la luz, heredan algunos obstáculos a la hora de ver las imágenes desde ciertos ángulos. Al producir los OLED su propia luz, tienen un rango de visión más amplio. Por lo que se ha comentado, parece que los OLED son la tecnología perfecta para todo tipo de pantallas, aunque también conlleva algunos problemas. Uno de ellos es el tiempo de vida que tienen. Duran bastante menos que otros tipos pantallas los elementos externos (como el agua) puede dañar la pantalla fácilmente. Otro problema es que el proceso de fabricación es algo caro ahora mismo. Sin embargo, una vez que la tecnología esté más desarrollada y perfeccionada, será una competencia fuerte con respecto a lo que conocemos hasta el momento y posiblemente dando un giro a las pantallas venideras.

 La investigación y el desarrollo en varios campos de OLED va de una forma acelerada, y también se ha pensado en utilizar con futuras aplicaciones que también están en marcha. Al poder refrescar sus imágenes miles de veces más rápido que otros sistemas de visionado, un dispositivo OLED podría cambiar la información prácticamente en tiempo real. Las imágenes de video podrían ser más realísticas y constantemente actualizadas. El periódico del futuro podría ser un OLED desplegable que refresca las noticias de última hora al instante. Como un periódico convencional, se podría plegar cuando no lo estás leyendo y llevarlo debajo del brazo o en un maletín. Las posibilidades son grandes, y las veremos a no mucho tardar.

Leer mas artículos relacionados