Electronica basica
Sistema seguimiento

Sistema seguimiento

La tecnología del sistema de seguimiento

Cuando de pequeños jugábamos al escondite, parecía que había muchos sitios donde nos podíamos esconder y nunca ser encontrados. Al estar el mundo haciéndose más pequeño con la evolución de la tecnología, esconderse es cada vez más difícil. Tenemos cámaras grabando en semáforos, en cajeros, en puestos de trabajo, en tiendas, en bares, en las calles e incluso también se pueden poner en casa particulares. Ahora, estos sistemas de vigilancia y seguimiento han aumentado con las nuevas tecnologías que pueden tracear nuestros coches, teléfonos móviles y posiblemente cualquier producto que compremos. Esta tecnología centrada en el seguimiento también ha sido usada en productos comerciales para ver como de rápido se mueven sus productos, monitorizarlos y prevenir pérdidas en el inventario.

Pronto, las compañías podrán ser capaces de hacer un seguimiento más exhaustivo de la localización. Imagina estar andando por su supermercado habitual y según pasas por uno de los pasillos, un cupón electrónico de tus frutos secos preferidos es transmitido a tu teléfono. Sin embargo, hay algunas dudas respecto a las implicaciones de privacidad de estos nuevos sistemas de seguimientos. Tal tecnología significa que muchas áreas comerciales podrían saber muchas cosas de ti en cualquier momento. El sistema de seguimiento no es una única tecnología. En lugar de eso, es una convergencia de varias tecnologías que pueden ser combinadas para crear sistemas que rastrean inventarios, productos, flotas de vehículos, etc. Sistemas similares pueden ser creados para dar servicios de localización a dispositivos inalámbricos.

Las tecnologías actuales que están siendo usadas para localización y seguimiento, incluyen sistemas GIS, que son sistemas de información geográfica. Para sistemas de seguimiento muy grandes, es necesario capturar y almacenar información geográfica. También debe ser capaz de hacer un análisis, por lo que este sistema es ideal. También tenemos los sistemas GPS, que utiliza satélites para poder realizar su trabajo. Un receptor GPS, como puede ser tu teléfono móvil, puede localizar cuatro o más satélites, averiguar la distancia entre ellos y finalmente deducir la posición de un sitio.

El sistema RFID es otros de los sistemas utilizados. Pequeños microchips pueden ser añadidos a productos de cualquier tipo, incluidos los que compramos en tiendas y comercios, ganado, coches y cualquier cosa en la que puedas pensar. Todos estos objetos pueden ser rastrados con RFID. Las etiquetas RFID con pasivas y solo transmiten datos si son expuestos a un lector. El lector transmite ondas de radio que activan la etiqueta RFID. La etiqueta entonces transmite información por medio de una frecuencia ya determinada. Esta información es capturada y transmitida a una base de datos central. Entre los posibles usos de dichas etiquetas, está reemplazar los códigos de barras que todos conocemos.

Se están utilizando también tecnologías inalámbricas WAN, que son dispositivos que se conectan por medio de radio frecuencias. Estos dispositivos pasan datos sobre ondas de radio y dan al usuario acceso a una red con un rango hasta de 90 metros. Cualquier sistema de seguimiento o localización usará una combinación de las tecnologías comentadas. El sistema requiere que se ponga una etiqueta o dispositivo en el objeto, animal o persona para que se pueda tracear. En la siguiente parte del artículo, veremos un poco más en profundidad los sistemas utilizados para hacer un seguimiento. Lo puedes ver pulsando aquí.

Leer mas artículos relacionados