Electronica basica
Rayo de luz

Rayo de luz

¿Cómo funciona un rayo de luz?

Continuando con nuestro artículo sobre la luz, veremos una de sus formas más comunes, que es el rayo de luz. Imaginando la luz como un rayo es fácil de describir, y con bastante precisión tenemos tres fenómenos bien conocidos: reflexión, refracción y dispersión. En la reflexión, un rayo de luz incide en una superficie plana, como puede ser un espejo, y rebota. Un rayo reflectado siempre rebota de la superficie de un material, en un ángulo igual al ángulo del rayo que incide en la superficie. En físico, oirás esto como la ley de reflexión de la luz. Una definición muy común es que el ángulo de incidencia iguala al ángulo de reflexión. Por supuesto, vivimos en un mundo imperfecto y no todas las superficies son lisas y planas. Cuando la luz incide en una superficie desnivelada, los rayos que llegan reflejan toda clase de ángulos por la superficie desigual.

Esta dispersión ocurre en muchos de los objetos que podemos ver todos los días. La superficie del papel es un buen ejemplo. Podríamos ver lo desigual que es la superficie de un papel si lo pudiéramos observar por medio de un microscopio. Cuando la luz incide en el papel,  las ondas son reflectadas en todas direcciones. Esto es lo que hace que el papel sea tan útil – puedes leer las palabras en una página impresa independientemente del ángulo en el que los ojos están viendo la superficie.

La refracción ocurre cuando un rayo de luz pasa por un medio transparente (por ejemplo el aire) a un segundo medio transparente (por ejemplo el agua). Cuando esto ocurre, la velocidad de la luz cambia y el rayo de luz se dobla de lo que llamamos la línea normal, que es una imaginaria línea recta que va perpendicular a la superficie del objeto. La cantidad de este doblamiento (o ángulo de refracción), de la onda de luz, depende de cuanto ralentiza el material esta luz. Los diamantes no serían tan brillantes si no disminuyeran la luz que le incide mucho más que por ejemplo el agua. Los diamantes tienen una mayor refracción que el agua.

Las lentes, como los que se utilizan en los telescopios o en unas gafas, se aprovechan de la refracción. Una lente es una pieza de cristal o cualquier sustancia transparente con los lados curvados para concentrar o dispersar los rayos de luz. Las lentes sirven para refractar la luz a cada extremo. Según un rayo de luz entra en el material transparente, es refractada. Según el mismo rayo abandona la superficie, se vuelve a refractar, El efecto de la refracción en estos dos puntos es que el rayo de luz ha cambiado de dirección. Nos aprovechamos de este efecto para corregir la visión de una persona o mejorarla haciendo que objetos distantes parezcan estar más cerca o que pequeños objetos parezcan más grandes.

Por desgracia, la teoría del rayo de luz no puede explicar todos los comportamientos exhibidos por la luz. Se necesitan algunas explicaciones más, por lo que en el siguiente artículo seguiremos hablando de otra teoría, que son las ondas de luz. Lo puedes ver pulsando aquí.

Leer mas artículos relacionados