Electronica basica
Radio control

Radio control

Los juguetes con radio control

Siguiendo con nuestro artículo sobre los juguetes teledirigidos, veremos una parte importante en esta materia, que es el radio control. Para verlo con más detalle y de la manera más sencilla posible, pongamos un ejemplo de un camión de juguete por radio control. Vamos a asumir que la frecuencia usada es 27,9 Megahercios. Esta es la secuencia de cosas que ocurren cuando usamos un transmisor de radio control. Lo primero que hacemos es apretar un botón o pulsar una palanca para que el camión vaya hacia delante. Este botón o palanca hace que un para de contactos eléctricos se toquen, completando un circuito conectado a un pin específico de un circuito integrado. El circuito que se ha cerrado causa que el transmisor transmita una serie de secuencias de pulsos eléctricos. Cada secuencia contiene un pequeño grupo de pulsos sincronizados, seguidos por la secuencia de pulsos comentada antes. Para el camión de nuestro ejemplo, el segmento de sincronización – el cual alerta al receptor de información entrante – son cuatro pulsos que son de poco más de 2 milisegundos de largos y con intervalos de 700 microsegundos.

El segmento de pulso, que le dice a la antena lo que es la nueva información, usa estos mismos intervalos con la misma duración. El transmisor entonces envía ráfagas de ondas de radio que oscilan con una frecuencia de 29.9 (la que hemos elegido para nuestro ejemplo). Esto se conoce como pulso de modulación. El camión está constantemente monitorizando la frecuencia asignada para una señal. Cuando el receptor recibe las ráfagas de radio del transmisor, envía la señal a un filtro que bloquea cualquier señal recogida por la antena que nos sea la que hemos puesto de ejemplo. La señal que queda es convertida de vuelta en una secuencia de pulsos eléctricos.

La secuencia de pulsos es enviada al dispositivo de control del camión, el cual decodifica la secuencia y pone en marcha el motor apropiado. Para nuestro ejemplo, el pulso de secuencia son 16 pulsos para ir hacia delante, lo cual significa que el dispositivo de control envía corriente positiva al motor que mueve las ruedas. Si el siguiente pulso en la secuencia es de cuarenta pulsos ir hacia atrás), el dispositivo de control invertirá la corriente al mismo motor para hacerlo girar en la dirección opuesta. El eje del motor tiene un mecanismo en su parte final, en lugar de conectarse directamente a la estructura. Esto disminuye la velocidad del motor pero aumenta la fuerza, dando al camión la potencia adecuada para ser usado por un pequeño motor eléctrico.

Si abrimos el camión de radio control del ejemplo, veremos que hay dos motores eléctricos, un grupo de baterías y una placa con circuitos. Uno de los motores gira las ruedas delanteras a la izquierda y a la derecha, mientras que el otro motor gira las ruedas traseras para ir adelante y atrás. La placa con los circuitos contiene el chip de control, el amplificador y el receptor de radio. Unos sencillos mecanismos conectan los motores a las ruedas. Es increíble lo versátil que pueden ser los movimientos con tan pocos componentes. El cuerpo del vehículo consiste de un chasis que sostiene los componentes mecánicos y electrónicos, y una cubierta que se pone encima del chasis. Esta cubierta le da el toque distintivo al coche.

Como se ha comentado, dentro del coche tenemos la placa con los circuitos con varios capacitadores, resistencias y diodos, como también unidad de control que controla los motores. El receptor de radio consiste de un cristal que oscila a una frecuencia específica, inductores y una antena. Los motores reciben la energía de las baterías, y el flujo de esta energía es regulada por la unidad de control.

Leer mas artículos relacionados

Artículos relacionados

¿Qué es la radio telemetría?