Electronica basica
Precisión reloj

Precision reloj

¿Cómo de preciso es mi reloj?

Puede que hayas experimentado esto con anterioridad: Llegas a una cita importante y tu reloj señala que has llegar justo a tiempo en la hora señalada. Sin embargo, para tu sorpresa, te dicen en la reunión que donde te habías metido, y lo hacen señalando a un reloj que tienen en la pared, el cual indica que llegas cinco minutos tarde. Después de recuperarte de la sorpresa, puede que te preguntes ¿Cómo narices ha pasado esto? Después de todo, eres una persona que se toma en serio la puntualidad y que cada cierto tiempo se asegura que su reloj tiene la hora exacta, incluso en lo referente a los segundos. Entonces, ¿por qué cada cierto tiempo el estupendo reloj que tienes varía un poco? Algunas veces es algo más que solo un poco, y eso es algo bastante frustrante sobre todo si tenemos citas y horarios que seguir. Esto nos lleva a otra pregunta, y es ¿Cuál es el tiempo correcto – el suyo o el que te han señalado en la cita? ¿Cómo de preciso puede esperar alguien que sea su reloj?

Esto es algo que le pasa a la gran mayoría de la gente, por lo que no debemos sentirnos frustrados ni mucho menos. De todos modos, antes de continuar, es buena idea ver un poco como es la historia del reloj. Como se puede esperar, hace muchos años en la antigüedad, los seres humanos no llevaban relojes. Lo cierto es que tampoco los necesitaban, ya que el estilo de vida no les hacía depender de estos dispositivos mecánicos. Sin embargo, el desarrollo de la civilización y los adelantos en la industria y el mercado laboral pusieron más presión en los humanos para poder trabajar de una forma más sincronizada. Los relojes de arena, los cuales calculaban el tiempo midiendo las sombras que se formaban con el sol, fueron una gran innovación en sus tiempos.

Los egipcios, los cuales estaban muy preocupados de mantener el tiempo controlado durante la noche para que sus sacerdotes supieran como realizar sus rituales, inventaron los relojes de agua – básicamente un envase gigantesco con un agujero en el fondo, el cual media las horas en goteos. En la Europa medieval, los avances en los relojes de carácter mecánico hicieron que el tiempo fuera más preciso de medir. Los primeros relojes mecánicos tenían una exactitud dentro de un rango de quince minutos. Sin embargo, algunos años después se desarrollaron los relojes de péndulo que solamente se retrasaban diez segundos al día. A finales del siglo 19, salieron al mercado los primeros relojes de bolsillo basados en muelles, los cuales permitían a la gente hacer un seguimiento del tiempo siempre que quisieran.

Sin embargo, una vez que todo el mundo tenía relojes de todo tipo, había otro dilema a tener en cuenta. ¿A que hora debía poner la gente sus relojes para que todo el mundo estuviera sincronizado? Uno de los problemas era que incluso en cada país, había diferentes horarios asignados donde era complicado saber exactamente la hora. Esto suponía un problema para muchos sectores, como por ejemplo el transporte. Para poner un ejemplo, en Estados Unidos tenían muchos problemas en el sector del ferrocarril, el cual necesitaba unos horarios estables y estándar. El propio sector ferrovial sincronizó sus relojes con la información proporcionada por el observatorio de la universidad de Harvard, el cual obtenían por medio de telégrafo.

Para eliminar las discrepancias entre la hora de las localizaciones y la que utilizaban los ferrocarriles, las compañías ferroviarias dividieron los Estados Unidos en cuatro zonas horarias, cada una de ellas con un tiempo estándar. Finalmente, con el paso del tiempo todo el mundo consiguió sincronizar el tiempo para estar todos de acuerdo. Fue en el siglo 20 donde los científicos desarrollaron relojes dependientes de las vibraciones de cristales e incluso átomos individuales, lo cual hizo posible medir el tiempo en unidades extremadamente diminutas. Así se consiguió que la gente estuviera sincronizada con el tiempo, aunque aun así hay variaciones en ciertos sitios y algunas veces no llegamos a tiempo a los sitios. ¿Por qué es eso? Lo veremos en la siguiente parte del artículo, el cual puedes ver pulsando aquí.

Leer mas artículos relacionados