Electronica basica
Pedal delay

Pedal delay

El pedal delay, eco y efectos de modulación

Siguiendo nuestro artículo sobre los pedales para guitarra, hablaremos de unos efectos que rápidamente son reconocibles si nos gusta la música moderna. En los años cuarenta, Don Leslie desarrolló un altavoz que podía dividir una señal que iba desde el de un tambor a un cuerno de viento de alta intensidad. Estos dos sonidos rotaban a diferentes velocidades en direcciones opuestas, produciendo sonidos según los altavoces rotaban entre ellos. Los intentos de reproducir estos sorbidos resultaron e los llamados efectos de modulación. Muchas canciones en los años siguientes se aprovecharon de esta tecnología, lo cual a su vez, inspiró a otros futuros pedales de modulación. Los efectos de modulación funcionan al modificar el pico de una señal y su frecuencia para crear sonidos de todo tipo, desde naves espaciales al clásico vibrato. Hay varios tipos, aunque los más conocidos son el vibrato o trémolo y el Flanger.

Los efectos de modulación producen algunos de los sonidos más interesantes y extraños que una guitarra eléctrica puede realizar. Eddie Van Halen uso este sonido intensamente cuando comenzó su carrera, hasta el punto de que la compañía de pedales Dunlop creo un pedal basado en el sonido de este increíble guitarrista. Sin embargo, si crees que este tipo de sonidos son divertidos, los efectos basados en tiempo te sorprenderán. Hablamos de los ecos y delay que se pueden usar con pedales para cambiar el sonido de nuestra guitarra. Como se mencionó en el artículo anterior, una de las primeras reverberaciones se hizo con un tanque lleno de agua, y a partir de ahí los ingenieros intentaron emular el sonido mediante la tecnología.

Los avances en los pedales de eco y delay cambiaron el aspecto de la música moderna y añadieron un color diferente a las canciones que se hacían. No solo para guitarristas sino también para vocalistas y otros instrumentistas. Muchos vocalistas hoy en día no podrían ni pensar en cantar sin que primero se les haya añadido un efecto de reverberación. Los pedales basados en tiempo entran en diferentes categorías, donde se pueden resaltar los siguientes:

  • Pedal de eco – Es perfecto si quieres sonar como si estuvieras dentro de una catedral. Hay varios modelos con diferentes intensidades de eco, y sin duda mejora increíblemente nuestro sonido.

  • Pedal delay – Los pedales de delay pueden repetir una señal con un retraso muy corto, algo similar a un eco, o un retraso tan largo que puedes tocar una nueva melodía encima de la melodía original. Se puede conseguir una gran variedad de sonidos interesantes.

  • Chorus – Es un efecto que divide una señal y luego ralentiza y sutilmente modifica parte de la señal con un efecto de resintonización, la cual se vuelve a mezclar con la parte que no se ha visto afectada.

  • Reverberación – Es un tipo de efecto de eco. El eco se retrasa a diferentes promedios haciendo como si el sonido estuviera rebotando en las paredes de una habitación vacía.

  • Pedales de bucle – Es como un pedal delay, pero que permite a los guitarristas fijar varios frases de la guitarra y continuar tocando por encima. Esto puede crear entornos musicales muy interesantes.

Como se ha visto, lo que se hace es afectar al volumen de la señal, jugar con los picos de estas señales y hacer que se repita a nuestro antojo. ¿Qué territorio nos queda por explorar? La respuesta sería la frecuencia. Los efectos de filtro son otra posibilidad que nos dan los pedales de guitarra. Los cambios de frecuencia, longitud de onda, amplitud, intensidad y velocidad, afectarán la manera que la que percibimos las ondas de sonido. Los efectos de filtro trabajan en estas ondas de sonido y su calidad de muchas maneras. Un claro ejemplo que muchos reconocerán es el popular pedal Wah-Wah, que puede hacer una guitarra reír o llorar al crear variaciones en el sonido.

Leer mas artículos relacionados