Electronica basica
Partes montaña rusa

Partes montaña rusa

Partes de una montaña rusa

Echando un primer vistazo, una montaña rusa es algo parecido a un tren de pasajeros. Consiste en una serie de vagones conectados que se mueven por unos raíles. A diferencia de un tren de pasajeros, una montaña rusa no tiene un motor o fuente de energía por si sola. En la mayoría del viaje que realiza, el tren es movido por la gravedad y la fuerza de aceleración. Para conseguir estos factores, se necesita elevar el tren en la parte superior de una primera plataforma o “colina”, o conseguir darle un empuje fuerte por otro medio. Para empezar tenemos la cadena de ascensión, donde el mecanismo de ascensión tradicional es una larga cadena (o cadenas) que suben a esta primera colina por debajo de los raíles.

La cadena esta conectada a si misma mediante un bucle, la cual está a su vez conectada a un mecanismo en la parte superior de la estructura y otra en la parte inferior. El mecanismo en la parte inferior es puesto en marcha por un simple motor. Esto inicia el bucle en la cadena por lo que está continuamente en movimiento, como si fuera una cinta transportadora. Los vagones se enganchan a la cadena con varios engranajes de seguridad. Cuando el tren inicia el ascenso desde la parte de abajo, estos engranajes se conectan a los eslabones de la cadena y la cadena simplemente tira del tren hasta la parte superior. Cuando está en la parte superior, estas abrazaderas se liberan y los vagones inician el descenso de la colina.

En algunas montañas rusas con diseños más nuevos, un lanzador de catapulta pone el tren en movimiento. Hay varios tipos de lanzadera, pero básicamente todas hacen lo mismo. En lugar de arrastrar el tren hacia la parte superior de la estructura para conseguir el potencial de energía que necesita, estos sistemas inician el proceso consiguiendo una buena cantidad de energía cinética en muy poco tiempo.

montañas rusasmontañas rusas

Un sistema de catapulta muy popular es mediante un motor de inducción lineal. Un motor de inducción lineal usa electroimanes para construir dos campos magnéticos – una en el rail y otra en la parte de abajo del tren – que se atraen entre si. El motor mueve el campo magnético en los raíles, lo cual hace que el tren sea empujado a una alta velocidad. Las ventajas principales de este sistema son la velocidad, eficiencia, durabilidad, precisión y el control que se tiene. Otros sistemas populares usan docenas de ruedas rotatorias para llevar el tren a la parte superior de la estructura. Las ruedas están instaladas en dos filas adyacentes a lo largo de los raíles. Las ruedas se enganchan al fondo o la parte superior del tren en el punto donde se unen, empujando el tren hacia delante.

Los frenos son otra parte esencial en las montañas rusas. Como cualquier tren, una montaña rusa necesita un sistema de frenado para poder para justamente al final del viaje o en caso de emergencia. En las montañas rusas, los frenos no están puestos en el mismo tren, sino en el propio carril. El sistema es muy simple. Una serie de abrazaderas son puestas al final del carril y en algunos otros puntos de frenado. Un ordenador central maneja un sistema hidráulico que cierra estas abrazaderas cuando el tren necesita parar. Las abrazaderas se cierran en unas aletas metálicas debajo del tren, y la fricción gradualmente va frenando los vagones.

En la siguiente parte del artículo veremos los elementos físicos que hacen que los vagones hagan todo el recorrido por los carriles. Lo puedes ver pulsando aquí.

Leer mas artículos relacionados