Electronica basica
Partes fotocopiadora

Partes fotocopiadora

Partes de una fotocopiadora

Siguiendo con nuestro artículo sobre las fotocopiadoras, veremos algunas partes importantes que tiene y así poder saber que ocurre en su interior. El tambor fotorreceptor es el corazón del sistema. Un tambor es básicamente un rodillo de metal cubierto por una capa de material fotoconductiva. Esta capa esta hecho de un semiconductor como el selenio, germano o la silicona. Lo que hace que el selenio sea de tanta utilidad, es que pueden conducir electricidad en algunos casos, pero no en otros. En la oscuridad, la capa fotoconductiva en el tambor actúa como un aislante, resistiendo el flujo de electrones y permitiendo que la corriente pase a través. Estos nuevos electrones liberados con los que neutralizan la carga positiva cubriendo el tambor para formar la imagen latente.

Es fácil imaginar como podrías proyectar la copia de una imagen en uno de estos dispositivos fotorreceptores que tiene casi las mismas dimensiones que el papel que contiene la imagen. Surge un problema cuando piensas en hacer lo mismo en un fino tambor cilíndrico. ¿Cómo puede la superficie del tambor coincidir el tamaño real de una hoja de papel? La solución es simplemente rotar el tambor según se está haciendo la copia. Si se hace esta rotación en unísono con el movimiento del rayo de luz sobre el documento original, se puede construir la imagen franja a franja. Después de que una franja de luz es enfocada a una parte del tambor, el tambor rota para exponer un área del fotoconductor sin tocar. Mientras tanto, la zona previamente expuesta del tambor gira para entrar en contacto con el toner, y luego con el papel.

Debido a que la longitud de la página impresa estándar es mucho más grande que la circunferencia del tambor en una fotocopiadora moderna, una rotación completa del tambor solo replicará una pequeña porción de la página. El tambor tiene que ser limpiado, recargado con iones, expuesto a fotones, y esparcido con el toner varias veces para poder duplicar la hoja original. Para el que está de pie mirando la fotocopiadora, el proceso para algo continuo, ya que todo está perfectamente coordinado dentro de la fotocopiadora según rota el tambor.

Para que una fotocopiadora funcione, un campo de carga positivo debe ser generado en la superficie del tambor y la hoja copiada. Estas tareas son realizadas por los llamados hilos de corona. Estos hilos, o realmente cables, están sujetos a un alto voltaje que es transferido al tambor y la hoja en forma de electricidad estática. Uno de estos hilos es puesto paralelamente a la superficie del tambor y carga la superficie fotoconductiva con iones positivos. El otro hilo es posicionado para cubrir la superficie del papel según está pasa por el camino del tambor.

En la siguiente parte del artículo hablaremos del toner y las lámparas de la fotocopiadora, las cuales son esenciales también para el correcto funcionamiento del dispositivo. Lo puedes ver pulsando aquí.

Leer mas artículos relacionados