Electronica basica

La tecnología MPEG DASH

Siguiendo con nuestro artículo sobre el sistema de video streaming DASH, veremos consigue hacer el flujo de video más eficiente. Lo hace aprovechándose de cómo se realizan las conexiones HTTP. Esto significa que el software de DASH puede enviar los datos del video simplemente capturando suficiente video para cubrir el vacío entre múltiples conexiones HTTP. En este estándar el contenido del video existe en el servidor en dos partes. Por un lado tenemos MPD (descripción de presentación del medio) el cual contiene información del video. Por otro lado tenemos segmentos, que son trozos de datos de video separados en múltiples ficheros.

Probablemente ya sepas que para reproducir un archivo de música MP3 se necesita tener un software o dispositivo que lo pueda “leer”. Exactamente lo mismo ocurre con DASH. Para ver un video con este sistema se necesita un cliente DASH, el cual puede venir en forma de software que se programa para reproducir contenido de este tipo. Según el estándar DASH se haga más popular, podremos ver que los navegadores Web y móviles dispondrán de aplicaciones para los hará compatibles para este tipo de videos.

Un cliente DASH recupera y reproducen los videos usando unos pasos determinados:

  • El cliente descarga y lee la parte MPD para conseguir la información importante que le interesa, como pueden las localizaciones del contenido, los segmentos codificados, resolución, anchos de banda, restricciones que puede haber y otras cosas.
  • El cliente seleccionar el segmento correcto de codificación y comienza a enviar el flujo de contenido por medio de peticiones HTTP. El servidor crear y codifica cada segmento bajo demanda de cada petición, todas de la misma fuente.
  • El cliente cachea los datos según los va descargando mientras que al mismo tiempo hace un seguimiento de los cambios en el ancho de banda. Si es necesario, el cliente automáticamente cambia a un diferente segmento codificado (los que aparecen en MPD) que sean más compatibles con el bitrate actual. Esto asegura que se mantiene suficiente caché a lo largo del video sin tener que descargar más datos de lo que se necesita.

Debido a la estructura que tiene esta tecnología, consigue una mejor manera de descargar los datos de una fuente de video. Por ejemplo, un codificador DASH puede romper archivos de video y crear varios segmentos para ser usados en varios medios diferentes según se necesite. MPD puede indicar varias localizaciones para elegir cada una de las fuentes del archivo.

Leer mas artículos relacionados