Electronica basica
Movil mojado

Movil mojado

¿Cómo se arregla un móvil mojado?

Algunas veces es posible arreglar un móvil mojado usando un trozo de tela, calor o con arroz. Sin embargo, estos métodos no siempre funcionan, pero podrían si el agua o el líquido que ha mojado el teléfono móvil no han penetrado demasiado en su circuitería. Por esta razón, las probabilidades de conseguir arreglar el móvil mojado con éxito son mayores si se intenta reparar de forma inmediata. Cuanto más se tarde en intentar secar el móvil, menos probabilidades habrá de que se consiga solucionar. Tan pronto como hayas notado que el teléfono se ha mojado, se debe coger un pañuelo o trozo de tela seco y retirar el agua. Aparte de esto, se debe quitar la tapa trasera del teléfono para retirar la tarjeta SIM y la batería.

Se debe poner el teléfono, la tarjeta SIM y la batería en una servilleta de cocina para que pueda secar completamente la humedad. Después de algunas horas, se puede volver a poner todas las piezas juntas de nuevo y encender el teléfono. Si el teléfono se activa, se debe intentar hacer una llamada para asegurarse de que funciona bien. Si vuelves a poner todas las piezas juntas de nuevo y no función, es posible que el agua se haya infiltrado en partes internas y delicadas del móvil. Cuando esto ocurre, todavía se puede arreglar usando arroz. Se debe volver a quitar la SIM y la batería y ponerlo junto al teléfono en un recipiente lleno de arroz.

Esto puede solucionar el problema porque el arroz absorbe la humedad muy bien, y puede eliminar casi toda la humedad en el interior del móvil. Se debe dejar así una noche entera, y por la mañana puede que ya funcione al haber hecho el secado que un paño o servilleta no puede absorber. Otro sistema muy utilizado es usar calor para secar el agua que ha quedado en el interior del teléfono. Si el sistema del arroz no ha funcionado o simplemente no tienes este producto a mano, se pueden sacar las piezas comentadas antes y ponerlas al solo durante varias horas.

Si estamos en verano y el sol es potente, se puede secar en solo unas horas. Si hace mal tiempo y está lloviendo, podemos poner el teléfono cerca dela calefacción si la tenemos encendida. Si no es así, podemos usar un secador de pelo para conseguir los mismos resultados. Hay que tener en cuenta que si al desmantelar el teléfono, quitamos más cosas aparte de la SIM y la batería, se podría perder la garantía. Si todo lo que hemos hecho no funciona, puede que no quede más remedio que llevar el dispositivo a una tienda de reparación de móviles. A no ser que tu teléfono móvil sea muy valioso, lo que cuesta arreglarlo puede valer más de lo que te costó el móvil, y puede ser mejor comprar uno nuevo.

Si el teléfono que tienes vale mucho dinero, sería una buena idea asegurarlo en caso de que se moje y no se pueda arreglar (o cualquier otro problema que pueda tener).

Leer mas artículos relacionados