Mision Curiosity
Electronica basica
Misión Curiosity

Mision Curiosity

Elemento de la misión Curiosity

Siguiendo con nuestro artículo sobre el Curiosity en Marte, veremos el equipamiento que tiene y algunos detalles que lo hacen algo realmente revolucionario. Una de las cosas que se plantean cuando se tiene que ir a un desierto rojo a millones de kilómetros, es decidir qué es lo que hay que traer de vuelta. A diferencia de otras misiones que se pueden hacer aquí en la Tierra, el vehículo Curiosity está totalmente por si solo en el planeta rojo. Cuando no hay un equipo de reparación al que pedir ayuda, no hay piezas de repuesto y cualquier señal de la Tierra lleva más o menos un cuarto de hora, un auto mantenimiento es prácticamente todo lo que se tiene. El Curiosity no está en Marte solo para echar un vistazo. Sus tareas son recolectar muestras de rocas y tierra y exponerlas a las herramientas que hay a bordo para su análisis.

Con esto en mente, el vehículo viene equipado con un mástil de dos metros para una cámara y un brazo robótico de tres articulaciones que tiene varios dispositivos de ayuda, los cuales pueden absorber, limpiar, barrer, organizar, colocar y recoger muestras para muchas pruebas diferentes. Un diminuto cromatógrafo y un espectrómetro de masas separarán y analizará compuestos químicos de las muestras. Un láser modificable buscará compuestos orgánicos y determinarán la tasa de isótopos – esto es vital para descubrir al pasado acuático y atmosférico del planeta. El vehículo tiene también instrumental fluorescente y de rayos X, el cual puede medir la composición de las muestras y detectar varias clases de minerales. En el mismo brazo también hay una cámara fotográfica que hará fotografías todo el terreno. Esta cámara puede detectar minúsculos detalles que pueden ser del grosor de un cabello.

Como se ha dicho en el artículo anterior, este vehículo lleva incorporado un completo laboratorio científico, aparte de toda la tecnología inimaginable para moverse con total soltura por la superficie marciana. Uno de los dispositivos que lleva incorporados una cámara especial de alta definición que van puesta en el mástil a la altura de los ojos humanos. Esto ayudará a que se pueda mover y grabar todos los alrededores con una alta definición y a color. Unas cámaras adicionales en la base del mástil ayudarán a que el vehículo circule con total precisión.

Aparte de los instrumentos para hacer las pruebas con todas las muestras conseguidas, también hay otros equipos que ayudarán a analizar las condiciones locales del planeta que podrán ser de interés para otras misiones o entender la capacidad del planeta para poder mantener vida. Uno de estos instrumentos es un detector – medidor para medir los niveles de radiación de la superficie. Hay también una estación para monitorizar el entorno, con lecturas de la presión atmosférica, temperatura, humedad, viento y los niveles de radiación ultravioleta. También lleva un instrumento para detectar hidrógeno – un indicador que puede haber agua o hielo en los minerales.

Una de las cosas que destacan del Curiosity es la alimentación que tiene, donde no se incluyen placas solares, gasolina, keroseno o los típicos combustibles que podemos pensar. Directamente, la NASA ha hecho de este transporte un vehículo nuclear. Recibe su energía del óxido de plutonio. Esto mantiene la batería con una consiste carga de más de cien vatios de energía eléctrica. Este sistema consigue más energía de la que podría conseguir con el sol, y no tiene partes móviles que se puedan romper.

Leer mas artículos relacionados