Electronica basica
Microscopios de luz

Microscopios de luz

¿Cómo funcionan los microscopios de luz?

Desde su invención hace ya algunos siglos, los microscopios de luz han mejorado nuestro conocimiento sobre biología básica, investigación biomédica, diagnósticos médicos y otras materias científicas. Los microscopios de luz pueden aumentar objetos hasta mil veces, mostrándonos detalles microscópicos que de otra manera sería imposible poder visualizar. Esta tecnología ha evolucionado muchos desde los primeros microscopios que salieron. Técnicas especiales y ópticas han sido desarrolladas para revelar la estructura y la bioquímica de células vivientes. Los microscopios incluso han entrado la era digital usando cámaras digitales y otros elementos para poder capturar imágenes. Aun así, los principios básicos de estos avanzados microscopios son muy parecidos a esos microscopios de estudiante que puede que hayas usado si has estudiado biología.

Un microscopio de luz funciona de manera similar a un telescopio de refracción, pero con algunas diferencias. Para entenderlo, veamos de una manera breve como funciona un telescopio. Un telescopio tienen que coleccionar grandes cantidades de luz de un objeto distante y poco visible. Por tanto, necesita lentes grandes para poder “coger” cuanta más luz posible y traerla a un brillante foco. Al ser el objetivo con lentes bastante grande, trae la imagen del objetivo a un foco que cierta distancia, que es el motivo de porque los telescopios son mucho más largos que los microscopios. La parte del telescopio entonces magnifica la imagen según la trae a nuestros ojos.

En contraste a un telescopio, un microscopio tienen que agrupar la luz de una diminuta área de un espécimen bien iluminado que está cerca. Por lo tanto, un microscopio n o necesita un objetivo grande con lentes. En lugar de ello, su lente es pequeña y esférica, lo cual significa que tiene una longitud de foco más corta en el otro lado. Trae la imagen del objetivo al foco en una distancia corta dentro del tubo del microscopio. La imagen es entonces agrandada por una segunda lente llamada lente ocular.

La otra gran diferencia entre un telescopio y un microscopio es que este último tiene una fuente de luz y un condensador. El condensador es un sistema de lentes que enfoca la luz de la fuente en un diminuto y brillante punto, que es la misma área que la lente del objetivo examina. También y a diferencia de un telescopio, el cual tiene lentes objetivo fijas y lentes oculares intercambiables, los microscopios tienen lentes objetivo intercambiables y lentes oculares fijas. Al cambiar las lentes de objetivo (yendo de unos objetivos relativamente planos de poca magnificación, a objetivos de alta magnificación), un microscopio puede mostrar áreas muy pequeñas – la recolección de luz no es la tarea principal del objetivo de lentes de un microscopio, como ocurre con un telescopio.

En la siguiente parte del artículo, veremos la calidad de imagen de un microscopio de luz y como consigue definirla para nosotros. Lo puedes ver pulsando aquí.

Leer mas artículos relacionados