Electronica basica
Microelectrodos

Microelectrodos

¿Qué son los microelectrodos?

Un microelectrodos es un pequeñísimo microelectrodo que es capaz de ser insertado en la pared  de una sola célula sin causar daños. Los microelectrodos tienen un número de suso y aplicaciones en potencia. Hay diferentes variaciones que han sido diseñados en entornos de laboratorio en todo el mundo. Numerosas pruebas con microelectrodos en varias personas se han hecho también, demostrando algunas de los muchos usos que se le pueden dar. Los electrodos son dispositivos diseñados para llevar corriente eléctrica. En el caso de un microelectrodo, el dispositivo está hecho de vidrio lleno de una solución conductora.

Es también posible insertar un pequeño hilo de plata para aplicaciones donde se necesita un contacto hecho de metal. Al medir la electricidad que pasa por el electrodo, las personas pueden recoger datos. En su forma más sencilla, un microelectrodo puede ser usado para hacer algo como medir los impulsos eléctricos presentes durante el reposo o cuando las células están activas. También se pueden usar para hacer medidas del oxígeno disuelto y otras sustancias.

Con el uso de un microelectrodo o un grupo de ellos, los investigadores pueden almacenar toda clase de datos sobre organismos vivos. El insertar estos dispositivos en estos organismos, se puede registrar información y también transmitirla. El desarrollo de estos electrodos tan pequeños hace posible cosas como un sistema de comunicación del cerebro con dispositivos externos. También se están usando como método para controlar prótesis.

Aparte de ser muy útiles para el estudio de organismos vivos, tienen aplicaciones que resultan interesantes para la fabricación de muchos otros dispositivos. En la electrónica flexible, donde se tiene que usar electrodos de gran tamaño y que corren el riesgo de romperse, se pueden usar en su lugar los microelectrodos. Para los dispositivos móviles y cada vez más pequeños también son beneficiosos.

Fabricar este tipo de dispositivos es algo que no es fácil, ya que requiere el uso de herramientas de precisión muy elaboradas. Algunos fabricantes han tenido éxito con algunas técnicas como la impresión en tres dimensiones, usando las impresoras para producir los microelectrodos o variaciones de ellos. Es también posible fabricar estos dispositivos a mano, o convertir equipos convencionales para hacer estos microelectrodos. Investigadores que han trabajado con estos dispositivos pueden fabricar los suyos propios para poder experimentar con nuevas técnicas y materiales.

Leer mas artículos relacionados