Electronica basica
Funcionamiento del mando del coche

Mando del coche

¿Cómo funciona el mando del coche?

Si tienes uno de esos mandos a distancia para abrir la puerta del coche, puede que alguna vez te hayas preguntado alguna de las siguientes preguntas: ¿Qué hace este dispositivo cuando aprieto el botón? ¿Cómo hace para que una pesada puerta se abra a varios metros de distancia? ¿Cómo es de seguro? ¿Podrías abrir otros coches con el mando, o podrían abrir el tuyo con un mando diferente?
 
Los dispositivos remotos más comunes que solemos utilizar en nuestro vehículo, es el mando que suele ir integrado en la llave del coche, y que bloquea y desbloquea las puertas de nuestro automóvil. Muchos también arman y desarman la alarma al mismo tiempo. Algunas casas controlan su sistema de alarma también con mandos remotos, aunque no es tan habitual. Otro mando de coche muy común es el que nos permite abrir la puerta de nuestro garaje.

El dispositivo con el que abres las puertas de tu coche o las del garaje es realmente un transmisor de radio. Cuando pulsas un botón del dispositivo, poner en marcha el transmisor y envía un código al receptor (ya sea en el coche o en el garaje). Dentro del coche o el garaje hay un receptor de radio sintonizado a la frecuencia que está usando el transmisor. El transmisor es muy similar a los utilizados en los juguetes, y en particular los coches o avionetas teledirigidas.

En los primeros días de las aperturas remotas en los garajes, allá por los años 50, los transmisores eran muy simples. Enviaban una sola señal, y la puerta del garaje respondía abriéndose o cerrándose. Al volverse las puertas de garaje con apertura remota, algo muy común y extendido, la simplicidad del sistema planteo un problema – cualquiera podía ir por la calle con un transmisor y abrir cualquier garaje que quisiera. Todos usaban la misma frecuencia y no había seguridad.

En los años 70, este tipo de aperturas se volvió algo más sofisticado. Como podemos ver en la foto de más abajo, podemos ver un switch o conmutador, que puede soldarse a una placa base, y con ocho pequeños interruptores. Variando estos interruptores, se puede controlar el código que envía el transmisor. La puerta del garaje solo se podía abrir si el switch del receptor estaba en las mismas posiciones que el transmisor. Esto daba un cierto nivel de seguridad, aunque no demasiado. Un switch de ocho interruptores solo da la posibilidad de 256 combinaciones posibles. Esto es suficiente  para que un grupo de vecinos no se abran la puerta entre ellos, pero no suficiente para dar una seguridad real.

switch

Normalmente un transmisor consistía en dos transistores y unos cuantos resistores, y poco más. Se alimentaba con una batería de 9 voltios, y es de los que podemos encontrar en un walkie-talkie normal y corriente. Hoy en día, los transmisores remotos se han vuelto más sofisticados desde entonces. En la siguiente sección haremos una revisión de cómo han evolucionado en seguridad y funcionamiento. Puedes verlo pulsando aquí.

Leer mas artículos relacionados

Artículos relacionados

¿Cómo funcionan los juguetes teledirigidos?

Los juguetes con radio control

Se puede usar el teléfono como control remoto?

¿Qué es un arranque remoto para coches?