Electronica basica
Luces de alarma

Luces alarma

¿Cómo funcionan las luces de alarma y anti-intrusión?

Hay diferentes maneras de crear sensores de movilidad. Por ejemplo, es común en tiendas y comercios tener un haz de luz que cruza la sala cerca de la puerta, y un foto-sensor al otro lado de la habitación. Cuando un cliente rompe este haz, el foto-sensor detecta el cambio en la cantidad de luz y hace sonar un timbre. Muchas tiendas y empresas tienen puertas automáticas que utilizan un tipo de radar muy simple que detecta cuando pasa alguien cerca de la puerta. La caja que hay encima de la puerta envía una cantidad de energía en forma de microondas u ondas de radio, y espera por la energía reflectada para que rebote.

Cuando una persona se mueve dentro del campo de una zona de microondas, cambia la cantidad de energía reflectada o el tiempo que tarda la reflexión en llegar, y la caja abre la puerta. Lo mismo se puede hacer con ondas de sonido ultrasónico, haciéndolos rebotar en un objetivo y esperar al eco. Estos ejemplos que hemos comentado, son sensores activos. Inyectan energía (luz, microondas o sonido) en el entorno para poder detectar un cambio de algún tipo.

La función de sensibilidad de movimiento que podemos encontrar en muchos sistemas de seguridad (basados en luces), son sistemas pasivos que detectan la energía infrarroja. Este tipo de sensores se conocen como detectores o sensores piro eléctricos. Para poder hacer un sensor que detecte a un ser humano, debes hacerlo sensitivo a la temperatura del cuerpo humano. Los humanos tienen una energía de infrarrojos que emiten al entorno, dando la opción a estos sensores de detectarlos.

Los dispositivos en si son simples componentes electrónicos, no como un foto-sensor. La luz infrarroja lanzan electrones en unas medidas determinadas y los electrones pueden se detectados y amplificados en una señal. Probablemente has notado que la luz en sensible al movimiento, pero no con una persona que se mantiene quieta. Esto es porque el paquete electrónico conectado al sensor, está buscando un cambio en la cantidad de infrarrojos que está viendo. Cuando una persona anda, esta cantidad de luz cambia rápidamente siendo fácil de detectar. Lo que no interesa es que detecta cambios lentos, por lo que se pueden configurar para su ajuste.

Las luces sensibles al movimiento tienen un amplio campo de visión debido a las lentes que cubren el sensor. La energía de infrarrojos es una forma de luz, por lo que puedes enfocarla y modificarla con lentes de plástico. Esto no significa que haya un conjunto de sensores en dos dimensiones, sino que hay uno o algunas veces dos sensores dentro buscando estos cambios de energía de luz.

En algunas de estos sensores de movimiento puede que hayas notado que no pueden “ver” cuando estás en el exterior mirando por una ventana. Esto es porque los cristales no son muy transparentes a la energía infrarroja.

Leer mas artículos relacionados