Electronica basica
Electricidad agua

Electricidad agua

¿Cómo se puede generar electricidad con agua?

Hay dos formas principales para generar electricidad usando el agua. Uno de los métodos usa la potencial energía de agua atrapada presas y pantanos, que son versiones más modernas de las ruedas de molino. El otro sistema es capturar la energía de las olas del mar. La electricidad generada por el agua es totalmente renovable, ya que el agua es un recurso natural en grandes cantidades y dicho agua no es gastada durante el proceso para obtener esta electricidad. Por esta razón, muchos países se basan mucho en la energía hidroeléctrica para promocionar formas de conseguir energía de forma sostenible. Cuando se usa una presa para generar energía, se instalan túneles en dicha presa cuando es construida. Estos túneles son alineados con turbinas las cuales giran cuando el agua fluye por los túneles.

Según las turbinas giran, crean electricidad que puede directamente alimentar a una red de usuarios o puede ser almacenada. Los operadores que trabajan en una presa pueden determinar la cantidad de energía producida al regular el flujo del agua. La mayoría de presas son capaces de generar mucha más energía de la que producen en un día. Esto puede ser muy útil cuando surgen problemas en otras plantas de energía o presas y no pueden proporcionar energía. Solamente tienen que aumentar la producción y abastecer de esta energía a una red hasta que las otras instalaciones estén operativas de nuevo.

La electricidad generada mediante agua en el mar se conoce como energía de olas. Este método de generar energía utiliza los cambios de los niveles en el aire de cámaras selladas para poner en marcha turbinas. Estas cámaras son puestas en partes del océano donde hay una actividad grande de olas, asegurándose que se pueda producir mucha electricidad. No todas las áreas del océano son adecuadas para generar electricidad de olas, aunque ya hay comunidades que están usando este sistema para alimentar sus necesidades de energía.

Lo cierto es que la producción de electricidad es una preocupación importante en todo el mundo ya que la demanda no hace más que subir según también crece la población. El beneficio de la electricidad generada por agua es que una vez que se han construido las estructuras, son fáciles de mantener y utilizar. Este sistema también es mucho más limpio y respetuoso con el medioambiente, ya que no hay que quemar compuestos para generar energía. La gente también puede generar potencia hidroeléctrica por si misma si tiene acceso a zonas donde hay mucho movimiento de agua. Con sencillas estructuras parecidas a las típicas ruedas de molino, puede aprovecharse de su localización y proveerse ellos mismo de electricidad.

Como en otras muchas cosas, hay algunas desventajas en la electricidad generada mediante el agua. Por ejemplo, las presas pueden ser bastante destructivas cuando son construidas ya que el agua inundará la zona que hay detrás de la presa. Esta ha sido una causa de mucha polémica en el pasado, especialmente cuando se han tenido que inundar áreas que estaban habitadas por personas que llevaban siglos viviendo ahí. Por otro lado, si ocurre un desastre con una presa (por ejemplo por un terremoto), las inundaciones pueden ser un grave problema. La obtención de energía mediantes las olas del mar también han ocasionado polémica, ya que muchos grupos dicen que puede dañar la vida marina.

Leer mas artículos relacionados