Electronica basica
Desventajas de la cámara digital

Desventajas de la camara digital

Desventajas y problemas en las cámaras digitales

Ya hemos visto en los anteriores artículos ciertos elementos de la configuración dentro de la fotografía digital que debemos saber, como es la velocidad de obturación entre otras cosas. Uno de los problemas con las cámaras digitales es que tienden a necesitar más luz que una cámara tradicional de película para crear una exposición comparable. Como resultado, las velocidades de obturación más lentas se suelen usar para conseguir suficiente luz. Esto puede hacer difícil tomar una foto sin que salga algo borrosa.

La solución es simple: se puede usar un trípode. No son caros y se puede montar en ellos prácticamente cualquier cámara. Este paso resultará en una gran mejora en la calidad de la foto. Si tienes que tomar una foto con una velocidad de obturación lenta y no se tiene un trípode, se puede intentar usar el modo ráfaga. Lleva algo de práctica mantener la cámara quieta (apriétala contra tu cara y exhala según aprietas el botón), pero el modo ráfaga te da una mejor oportunidad de obtener una fotografía más nítida.

Si se tienen dudas, se puede mejorar la profundidad de campo. Con las imágenes digitales, siempre es posible usar un software para dejar ciertos puntos de la foto fuera de foco, pero nunca se puede a “arreglar” algo que está desenfocado. Si tu cámara tiene un visor electrónico, se puede llegar a tener problemas con el movimiento, especialmente con las fotos tomadas de cerca. Esto significa que el visor electrónico está “viendo” un área algo diferente de lo que las lentes ven.

problemas de camaras digitales problemas de camaras digitales

Muchas cámaras modernas ya no tienen estos problemas con los visores electrónicos. Usar la pantalla LCD para alinear la toma también puede ayudar, pero estas pantallas normalmente no suelen mostrar todo lo que la lente está viendo, y puede hacer difícil conseguir el enfoque correcto.

Muchos de los problemas se pueden solucionar con un software de edición de imágenes. Hay varios de estos paquetes de software disponibles, y algunas cámaras ya vienen con estos programas instalados. Se pueden usar para manipular, combinar e imprimir las fotos digitales. No hay casi límites a lo que se puede conseguir con este software, ya sea dándole un ligero contraste o elaborar trabajos artísticos añadiendo imágenes, texturas, etc.

Unos simples y básicos procedimientos pueden mejorar nuestras fotos y solucionar problemas en ciertos puntos de nuestras fotos. Una vez que se empieza a editar una foto digital, salva los resultados en un archivo separado. Siempre se quieren tener disponibles la imagen original sin ningún tipo de edición,

Lo siguiente que podemos hacer es ajustar el contraste y lo niveles de color. Si lo hacemos bien, podemos realizar una notable mejora. Si la foto tiene un tono apagado, aumentar los niveles de saturación puede hacer que los colores sean más vivos. Los niveles de color son algo que puede arreglar muchas de las fotografías que tomamos. Hay otras funcionalidades que nos pueden ayudar en estos tipos de software, como son la rotación, el recorte de ciertas partes y la inserción del mate.

Algunos programas tienen una función para quitar el llamado “ojo rojo”. Se puede hacer también manualmente seleccionando los ojos del sujeto y alterando el balance de color para reducir el tono rojizo. Hay programas que incluso nos dejan quitar partes que no queremos mostrar. Digamos que has hecho una fotografía de un antiguo monasterio, pero en la foto sale una furgoneta a un lado. Con un software de edición de imágenes se puede quitar esta furgoneta y dejar solo el monasterio.

Como se puede ver, las posibilidades son grandes y nos da una idea de lo que podemos hacer con una cámara digital. Con todas estas funciones, podremos hacer las fotos que realmente queremos.

Leer mas artículos relacionados