Electronica basica
Conciencia virtual

Conciencia virtual

¿Puede existir la conciencia virtual?

Llevamos un par de artículos hablando de la inmortalidad digital y si es posible por medio de la tecnología el poder alargar la vida de forma indefinida. Hay otra forma de prolongación de vida que algunos grupos creen que podría ser viable con la tecnología adecuada. Hablamos de  la conciencia virtual. ¿Qué pasaría si se pudiera coger lo que nos hace ser lo que somos y ponerlo en un formato digital? ¿Qué pasaría su pudiéramos “subir” nuestro ser o mente pensante a un ordenador? Es algo que ya lleva tiempo estudiándose, y aunque llevamos muchos años de investigación y avances en la neurociencia, seguimos sin entender muy bien como funciona el cerebro humano. ¿Cómo la conciencia de nosotros mismos se relaciona con el cerebro? ¿Qué es la conciencia? ¿Qué elementos de la inteligencia humana son fundamentales? ¿Cómo se podría realmente mover la identidad de una persona en una máquina virtual? ¿Sería solo un escaneado que crea una copia o podría ser una transferencia completa de un punto a otro?

Muchas de estas preguntas requieren algo más que tecnología para poder ser contestadas. Si se es capaz de poder transferir una menta humana a un ordenador, ¿qué pasa con el cuerpo? ¿Cómo podría reaccionar tu conciencia virtual al ver tu cuerpo en un sitio diferente? Si simplemente has hecho una copia digital de ti mismo ¿Qué pasaría cuando muriera la versión orgánica de nosotros mismo, es decir, el cuerpo? ¿Qué pasaría con las emociones? ¿Qué define lo que es real y lo que es meramente simulado? Todas estas preguntas no tienen respuesta de momento. Si se pudiera existir en un plano virtual, ¿realmente tendríamos la misma conciencia que en este exacto momento? ¿Podrían fundirse varias conciencias en una sola? Hay otras cosas que también habría que plantearse. Si se pudiera tener una mente virtual y “vivir” en un ordenador o máquina, ¿podrían borrarnos? ¿Nos podríamos infectar con un virus informático?

Lo cierto es que la inmortalidad digital podría terminar siendo algo mucho más modesto que esto. Se podría simplemente crear simulaciones de inteligencia artificial sobre nosotros mismo. Esto no haría realmente a nadie inmortal, pero se podría sentir algún tipo de alivio al saber que hay una versión virtual no nosotros mismos, y que estará en línea mucho tiempo después de que no estemos.

mente virtual mente virtual

Para ser sinceros, no se puede realmente contestar a la mayoría de preguntas en este momento – permanecen en el reino filosófico. Si nunca conquistamos los desafíos tecnológicos que podrían contestar a todo esto, son preguntas vacías y sin sentido más cerca de la ciencia ficción que la realidad. Sin embargo, si se consigue desarrollar la tecnología para conseguir la conciencia virtual, hay otras implicaciones a ser consideradas. Los obstáculos a la inmortalidad virtual no son meramente técnicos en su naturaleza. Lo cierto es que la inmortalidad virtual (como cualquier otro tipo de inmortalidad) podría causar numerosos problemas sociales.

Asumiendo que el proceso sería muy caro  - al menos al principio – podría crear un nuevo vació entre clases sociales. Los más ricos podrían pagar para vivir para siempre, mientras que las clases con menos dinero todavía se tendrían que enfrentar con su propia mortalidad. También podría ocurrir que algunos países podrían acceder a esta tecnología, pero otros no tuvieran los recursos económicos o tecnológicos para su acceso. Todo esto podría poner en peligro la seguridad mundial.

Otras dudas serían el cuando alterar la propia vida para tener una conciencia virtual. ¿Se tendría que hacer a una edad temprana o incluso siendo un niño? ¿Se haría siendo un anciano? Al haber siempre un riesgo de morir por un accidente, ¿Habría que dar el paso cuanto antes mejor? Una vez transferido a un mundo virtual ¿seguiremos desarrollándonos y creciendo de la misma manera? Dicho de otra manera, si nuestra conciencia está cargada en un ordenador, se seguirá evolucionando como una persona o nos quedaremos en ese punto para siempre. Por otra parte, ¿qué pasaría con las religiones? La mayoría ya no tendría sentido al alcanzar la inmortalidad, ya que generalmente se basan en algo que ocurre después de la muerte. Lo cierto es que hay muchas más cosas a tener en cuenta, y de hecho, muchas ni siquiera las imaginamos. Lo que si es cierto, es que si pudiéramos echar un rápido vistazo al futuro en unos cuantos cientos o miles de años, posiblemente nos sorprenderíamos al ver que ya se ha conseguido alguno de estos métodos.

Leer mas artículos relacionados