Electronica basica
Comunicacion espacial

Comunicación espacial

¿Cómo es la comunicación espacial, el posicionamiento y la navegación?

Para cambiar la dirección del trasbordador espacial donde ha sido dirigido, hay que usar el sistema RCS, que es el sistema de control de reacción localizado en la parte delantera y laterales del fuselaje. El sistema tiene catorce propulsores que pueden mover la nave en cualquier ángulo rotacional. Lo que hacen estos propulsores es quemar combustible compuesto de tetróxido de nitrógeno. Los cambios en la dirección son requeridos para poder desplegar satélites o para mapear o apuntar instrumental especial, como pueden ser microscopios, telescopios y otros dispositivos a la Tierra o las estrellas. Para cambiar las órbitas, maniobrar o hacer cualquier operación, primero hay que poner en marcha los motores OMS. Estos motores cambian la velocidad del orbitador por ponerlo en una órbita más alta o baja. En nuestro artículo sobre satélites y como funcionan se explica esto con más detalles y será más fácil entenderlo.

Otra de las cosas que hay que tener en cuenta es que hay que poder hablar los controladores de vuelo que están en tierra de forma diaria para las operaciones rutinarias de la misión. Aparte de esto, se debe ser capaz de comunicarse en el mismo trasbordador o en cualquiera de sus módulos, y también cuando se está dando un paseo espacial en el exterior. La misión de control que tiene la NASA en tierra (normalmente localizado en Houston) envía señales a una radio antena localizada en unas instalaciones que tiene en Arenas Blancas, nuevo Méjico. Estas instalaciones delegan las señales a un par de satélites de seguimiento y análisis de datos que están en órbita, a unos 35,000 kilómetros por encima de nuestro planeta. Los satélites reenviarán las señales al trasbordador espacial. El sistema funciona en sentido contrario también.

El orbitar tiene dos sistemas para comunicarse con tierra. En primero lugar tiene la banda S, donde se incluyen voz, comandos, telemetría y archivos de datos. Por otro lado está la banda Ku (banda ancha) donde se incluyen el video y la transferencia de archivos en ambos sentidos. La nave tiene varios terminales de intercomunicación de audio por todos los compartimentos de la tripulación. Los propios tripulantes tienen que llevar un intercomunicador personal en forma de auriculares, por lo que la comunicación es bastante completa. El sistema de control está alimentado por baterías y pude ser conmutado de funciones de intercomunicación a transmisión. Se puede pulsar un conmutador para hablar y soltar para escuchar, o tener una continua línea libre de comunicación. Para poder hablar con astronautas que están en el exterior de la nave, el sistema usa una frecuencia UHF, la cual esta añadida en el traje espacial del astronauta. El trasbordador también tiene una serie de video cámaras internas y externas para ver tanto en el interior como el exterior.

Por otro lado, el orbitador debe ser capaz de saber de forma precisa donde se encuentra en el espacio, donde hay otros objetos y como saber cuando es necesario cambiar la órbita. Para saber donde está y como de rápido se está moviendo, el orbitador usa un sistema GPS. Para saber que direccionamiento tiene, el trasbordador tiene varios giroscopios. Toda esta información es alimentada en los ordenadores de vuelo para movimientos y maniobras, los cuales son controlados desde el puente de mando. Todos los sistemas de abordo en el orbitador requieren energía eléctrica. Tres depósitos de combustible generan la electricidad; están localizados en el fuselaje medio debajo de la bahía de carga. Estos tres depósitos combinan oxígeno e hidrógeno de tanques presurizados para hacer la electricidad y el agua, como se explicó en el anterior artículo. Al igual que un sistema eléctrico convencional, el trasbordador tiene un sistema de distribución para alimentar todo el instrumental y áreas de la nave.

La nave tiene cinco ordenadores abordo que gestionan todo el proceso de datos y los sistemas de control de vuelo más críticos. Los ordenadores monitorizan todo el equipamiento y hablan entre si. Se encargan de los ajustes críticos espacialmente durante el despegue y el aterrizaje. También controlan las operaciones del orbitador, sistema de aviso, experimentos de proceso y verificación de datos, maniobras de vuelto. Los pilotos esencialmente gestionan los ordenadores que a su vez hacen volar el trasbordador.

Leer mas artículos relacionados

Artículos relacionados

Ideas para la comunicación interplanetaria
Uno de los desafíos que tenemos pendiente es la comunicación interplanetaria, donde se podrá comunicarse a través de grandes distancias por el espacio. Veremos a continuación algunas de las ideas que se tienen para conseguirlo...

Señales en el espacio para la comunicación
Para tener una buena comunicación fuera de nuestro planeta, las señales en el espacio de diversas formas deben ser innovadoras. Seguiremso viendo algunos proyectos que están ideados...

Parabólicas satélite para comunicar con el espacio
Las parabólicas satélite son otra opción que se está pensando para poder comunicar con naves o estaciones que puedan estar a billones de kilómetros de la Tierra en un futuro. Explicaremos la teoría de estos proyectos en el artículo siguiente...