Electronica basica
Comprimir música

Comprimir musica

Como comprimir música y digitalizar toda tu librería musical

Crear una librería musical totalmente digitalizada libera espacio en las estanterías o sitios donde se colocan los CDs o DVDs, y pone de nuevo en circulación los antiguos vinilos y casettes para que sean usados de nuevo en un formato más moderno. Aparte de las herramientas que ya conocemos para cambiar a un formato digital, como por ejemplo un reproductor MP3 o programa parecido, hay algunas herramientas más que podemos usar para utilizar este formato. Para empezar tenemos el programa Audacity, el cual viene con un adaptador para tocadiscos, reproductores de cassette, etc. Permite una entrada directa de cualquier medio de audio. Hay algunos reproductores de casettes y tocadiscos con entradas USB, aunque son algo caros. De todos modos, se puede comprar un adaptador que se conecta al ordenador y así pasar la información.

Al ser una grabación directa de una fuente analógica, la nueva grabación digital debería de alguna manera preservar las cualidades únicas de estas grabaciones originales (siseos, arañazos que puedan tener el vinilo, etc.). También tenemos que tener disponible un sistema de backup. Lleva años y años acumular la música que nos gusta durante toda nuestra vida. Es una buena idea, especialmente si vas a prescindir de los reproductores físicos, tener este tipo de backup. Puede que averigües que toda tu colección de música cabe en unos pocos DVDs. Si no es así, un disco duro dedicado puede ser la mejor solución. Hay mucha variedad de discos externos donde colocar y almacenar nuestra música de toda la vida.

Otra aplicación que nos puede venir muy bien es el software Shazam. Te ayuda a identificar música no etiquetada en tu colección. Está disponible como una aplicación gratuita en el iPhone, pero hay muchas otras maneras de acceder a el. Tener una librería musical organizada y bien documentada hará que no tengas que volver a comprar el álbum la canción que ya compraste algunos años atrás. También evita tener copias físicas que pueden ocupar espacio.

Muchos de los programas para pasar música analógica a digital, ya lo hace directamente en formato MP3. De todos modos, puede que algunas veces lo haga en otros formatos, como WAV. De hecho, los CDs que compramos en la tienda y que pasamos luego a formato MP3 para guardar al disco duro, están en formato WAV. El problema es que el formato WAV ocupa mucho espacio, y por tanto es conveniente tenerlo más comprimido. ¿Cómo hacer esto? Hay muchos programas para hacerlo, donde el popular Nero nos ayuda bastante para poder hacer esta comprensión y almacenado. De todos modos, los sistemas operativos que usamos hoy en día ya nos permiten hacerlo sin tener que instalar un software separado. Realmente tenemos todas las facilidades para poderlo hacer y de una forma sencilla y rápida.

De todos modos, si lo queremos hacer con una herramienta única para hacer esto, hay muchos programas que nos dan muchas opciones de comprimido en varios formatos, y que son dedicados solamente a esta tarea. Navegando un poco por Internet, nos mostrará cientos de programas que podemos usar para hacerlo, siendo tanto gratuitos como de pago. De todos modos, dadas las muchas opciones que tenemos para hacerlo, merece la pena más hacerlo con un software gratuito.

Leer mas artículos relacionados