Electronica basica
Cargador de mano

Cargador de mano

¿Cómo funciona un cargador de mano para teléfono?

Los teléfonos móviles hacen la comunicación a largas distancias algo muy fácil. Para muchos de nosotros, es reconfortante saber que si estamos en cualquier parte o de viaje, podremos contactar a cualquier persona en cuestión de segundos. Estos dispositivos son también de gran utilidad en casos de emergencia. Sin embargo, los teléfonos móviles y otros dispositivos potenciados por baterías necesitan energía de forma continuada para poder funcionar correctamente. Cuando compras un móvil por primera vez, parece que la batería va durar semanas solo con una carga.

Sin embargo, según pasa el tiempo las baterías de litio que usan estos dispositivos ya no pueden almacenar tanta carga, y se tienen que recargar más a menudo. Por más que intentes mantener tu teléfono cargado, puede que te encuentres alguna vez en alguna situación donde no tenga batería y no tengas un cargador a mano. Es algo que pasa más habitualmente de lo que creemos, y por supuesto es muy frustrante. Nos podemos quedar sin batería en el coche, en la oficina, de viaje, etc.

En cualquier de estos casos, puede ayudar tener una fuente de alimentación que no se base en enchufes de pared o cargadores que puede que no se ajusten a nuestro teléfono. Un dispositivo que es de gran ayuda y fácil de usar es un cargador de mano o de bobinado. Es una simple herramienta que requiere solo un poco de movimiento de muñeca para que nuestro teléfono móvil siga funcionando. Son pequeños y valen para la mayoría de teléfonos.

Por lo tanto, ¿qué ocurre en el interior de un cargador de mano? ¿Cómo puede un dispositivo con una palanca que da vueltas cargar la batería de un teléfono? Para entender como funciona ayuda ver otra tecnología muy similar, que son las turbinas de viento. Cuando usamos grandes ventiladores para generar electricidad, dependemos del movimiento del viento. Las aspas del ventilador captura la energía cinética o de movimiento.

Con los giros, se crea una energía rotacional y transfiere esta energía a un generador. En el caso de una turbina de viento, un generador es un conjunto de imanes que giran alrededor de un hilo bobinado. El imán gira alrededor del hilo creando una corriente eléctrica, lo cual da la energía que necesitamos. Un cargador de mano para nuestro teléfono es similar pero en miniatura. Una diferencia es que en lugar de usar viento, usa nuestra fuerza para conseguir la electricidad.

Aunque hay varios tipos de diseño, la mayoría de estos cargadores de bobina usan los principios básicos para generar la suficiente alimentación. Suelen llevar una palanca que se puede girar del mismo modo que se cargaban los antiguos teléfonos que habemos visto en alguna película. La palanca va conectada a un eje con un mecanismo, el cual transfiere la energía obtenida a un generador. Esto crea un pequeño voltaje para la batería del teléfono.

En la siguiente parte del artículo veremos como lo podemos utilizar. Lo puedes ver haciendo clic aquí.

Leer mas artículos relacionados