Electronica basica

Sistemas para estar más seguros

Siguiendo con nuestro artículo sobre sistemas electrónicos que nos mantienen más seguros, veremos algunos más que pueden ser de gran utilidad. Algunas veces simplemente no es una buena idea abrir la puerta cuando llama un extraño. Muchas veces ni siquiera es una buena idea asomarse a la ventana o abrir una cortina para ver quien hay en la puerta. Un intercomunicador de video es un sistema que puede ayudar mucho en este sentido, Sirve para echar un vistazo y escuchar a la persona que ha llamado. Proporcionan también una distancia de seguridad por si la persona no viene con buenas intenciones.

Otro sistema que hay disponible si no quieres poner en marcha un completo sistema de alarmas en casa, es poner puertas con alarmas magnéticas. Solo hay que poner dos pequeñas piezas de plástico en cada lado de la puerta, y cuando esta se abre hace sonar una alarma (si la tenemos conectada obviamente). Es un sistema muy económico, y aunque no llama a la policía o un grupo de seguridad, seguro que asusta a un ladrón que intenta entrar. La alarma sonora puede ser potente y por lo general será suficiente para evitar un robo.

¿Qué hay de los niños en casa? En el pasado la gente vigilaba a sus bebés solamente escuchándolos mientras dormían. Si no se escuchaba nada, era una buena señal. La falta de lloros y gritos significa que está profundamente dormido. Entonces entraron los monitores bebé, y los padres podían escuchar al infante desde cualquier parte de la casa. El silencio seguía siendo una buena señal en este caso.

Con el paso del tiempo llegaron los monitores de video, y los padres podían seguir cada movimiento del pequeño desde cualquier parte de la casa. Lo cierto es que para muchos padres el silencio no tiene que ser algo necesariamente bueno. Hoy en día tenemos monitores inalámbricos con varios ángulos de visión, cámaras con visión nocturna y otras cosas que pueden ayudar a tener vigilado al bebé en cualquier momento y lugar.

¿Ir armado en casa?

Dependiendo del país en el que se viva, se puede tener un arma en casa para protección. Sin embargo esto no está permitido en muchos países, y aparte de esto puede ser algo muy peligroso. Hay otras cosas que pueden ayudar a protegernos y no son letales. Una pistola eléctrica o taser puede una solución. Hay otros que prefieren simplemente un spray de pimienta, pero nunca se sabe lo efectivos que pueden ser. En muchos casos, un taser no tiene que ser usado, ya que su sola presencia puede hacer que el intruso huya.

Timbre de puerta con cámara incluida

Existen hoy en día timbres de puerta con cámaras de seguridad inalámbricas incorporadas. Puede grabar a todo el mundo que pasar por la casa. La mayoría de los sistemas graban imágenes en alta resolución y con audio, y lo hacen a una tarjeta de memoria que luego se puede ver en diferentes plataformas informáticas. El sistema solo se aditiva cuando suena el timbre de la puerta. Puede ser muy útil si quieres saber quien a tocado el timbre si no has estado en casa. No es un sistema que ayude realmente a impedir un robo, pero ayuda a tener identificadas a las visitas.

De todos modos, lo que se ha comentado hasta ahora son cosas que todo el mundo se puede permitir. Sin embargo, si se tiene más dinero para gastar hay opciones más caras y más sofisticadas. ¿Qué te parecería tener un robot guardián que pudiera apuntar a los intrusos con rayos infrarrojos y dispararles con pistolas de pintura? Ya existen estos mecanismos, aunque el precio es bastante elevado para el ciudadano medio. También existen mini helicópteros con cámaras para controlar ciertas zonas que queremos proteger.

Leer mas artículos relacionados