Electronica basica
Ahorrar electricidad

Ahorrar electricidad

Trucos para ahorrar electricidad

Ahora que ya sabemos lo que puede suponer el consumo de la energía residual cuando nos dejamos las cosas encendidas en casa, veremos algunos trucos para ahorrar electricidad y reducir la factura de la luz. Afortunadamente, la batalla contra este consumo innecesario de energía se puede hacer con dos sencillas tácticas: Hay que identificar qué dispositivos electrónicos son los que los que siguen usando electricidad cuando no están en uso, y reemplazar estos objetos electrónicos con dispositivos de energía eficiente. También podemos desenchufarlos de las tomas de energía cuando no estemos usando estos aparatos. Realmente, esta última opción es bastante simple y efectiva: Si no estás usando un dispositivo eléctrico, desenchúfalo – es el mejor método para luchar contra este pequeño drenaje de energía residual. Se puede dar este paso de una forma más sencilla con unos enchufes con interruptor. Esto nos da mucha más comodidad a la hora de apagar varios aparatos a la vez y no tener que preocuparnos.

Una cierta cantidad de energía en uso es inevitable, especialmente con ciertos elementos o dispositivos que no podemos apagar (por ejemplo un refrigerador). Pero esto no significa que este derroche de electricidad no pueda dejarse a un mínimo. Muchos dispositivos electrónicos gastan energía cuando están en modo standby al no estar muy bien diseñados. Es por tanto importante indagar un poco cuando compramos uno de estos dispositivos, y debemos pedir una garantía de que tiene un bajo consumo de cuando no está en funcionamiento.

Todo el mundo sabe que ciertos dispositivos electrónicos consumen energía incluso cuando están apagados, pero también hay un número de aparatos diseñados para ayudar a cortar este consumo innecesario, o al menos reducirlo. Hay equipos que nos ayudan a medir el consumo que está haciendo nuestros dispositivos en casa. Otros productos llevan esta protección contra el gasto a un nuevo nivel. El “Watt Stopper” de la compañía Legrand combina un protector de sobretensión con un detector de movimiento. El protector consiste de un enchufe con seis tomas que se apagan cuando no hay movimiento en la habitación por un cierto periodo de tiempo. Dos de los enchufes siguen permaneciendo activados. Solamente tenemos que enchufar los aparatos sospechosos de consumir energía residual a los enchufes que se apagan.

Otros protectores realizan algo similar que ciertos elementos en nuestro ordenador. Si no estás usando el ordenador, ¿Por qué dejar que la electricidad vaya a los altavoces, la impresora o a otros accesorios? El llamado enchufe inteligente te deja configurar un dispositivo como “principal” y dejar otros dispositivos como “esclavos”. Si el dispositivo principal está apagado o en modo standby, entonces los enchufes esclavos no reciben ninguna energía.

Todas estas estrategias parecen inútiles contra los millones de euros y dólares que se  gastan en gastos innecesarios de energía cada año. Sin embargo, ya hay mucha gente que está tomando medidas y considera esto un problema serio, por lo que ya se está solucionando poco a poco. Si cada vez más gente pusiera solución a este gasto, una gran cantidad de energía y recursos se podrían usar de mejor manera.

Leer mas artículos relacionados